lunes 17/5/21

El hospital de campaña en A Coruña, cada vez "con menos margen"

Flores apunta que Galicia alcanzó una fase de "meseta" en la curva de nuevos casos
ExpoCoruña albergará el nuevo hospital de campaña | javier alborés
El hospital de campaña en A Coruña, cada vez "con menos margen". Foto de archivo

El gerente del Servizo Galego de Saúde (Sergas), José Flores, ha reconocido que el área sanitaria de A Coruña-Cee está cercana a comenzar a derivar pacientes de coronavirus al hospital de Lugo, lo que desvela que tiene un margen "cada vez menor" para instalar un hospital de campaña.

En una entrevista concedida este domingo a la Radio Galega, ha explicado que el área coruñesa tiene una ocupación "muy alta" a nivel gallego, con 395 ingresados, de los que 82 están en unidades de cuidados intensivos (UCI), según los últimos datos de Sanidade.

De acuerdo con el gerente del Sergas, los hospitales de A Coruña están "en el límite" y tienen una capacidad para una veintena de camas más para pacientes críticos, antes de tener que trasladar enfermos de covid a los exteriores.

Sin embargo, antes que se llegue a una situación de hospital de campaña, José Flores apunta a Lugo como lugar de derivación porque tiene "una situación infinitamente mejor que el resto de áreas".

"Entendemos que A Coruña todavía sigue teniendo capacidad de expansión, cada vez menor, pero antes de entrar en la fase 4 tiene unos días por delante en la que habrá que hacer cosas, como derivar pacientes inicialmente a Lugo", ha resumido.

FERROL Y PONTEVEDRA

Otra área que preocupa es la de Ferrol, que de hecho hace semanas que envía pacientes a hospitales no solo lucenses, sino también a Pontevedra e incluso a A Coruña. Esto ha permitido, en palabras del gerente del Sergas, que esta semana consiguiese cierto "desahogo".

En una situación "similar" se encuentra el área de Pontevedra-O Salnés. De hecho, José Flores ha avanzado que este fin de semana se comenzó a derivar a "algún paciente que ingresaba por Urgencias" e incluso a personas de UCI a Vigo, ya que "tiene una situación relajada, entre comillas".

En palabras del gerente del Sergas, en estos momentos de la pandemia todos los centros sanitarios de Galicia tienen en marcha el plan del "hospital único" y, en cualquier caso, se pondrá "toda la red de hospitales gallegos, tanto públicos como privados si fuese necesario, a disposición de todos los pacientes" que necesiten ingreso.

FASE DE "MESETA"

José Flores, quien ha insistido en que la evolución de la crisis sanitaria en la Comunidad sigue "preocupante", ha destacado no obstante que hace "ya varios días" que la curva "parece que se estabilizó" y está en una fase de "meseta".

Y es que en los últimos días los positivos detectados a diario se mantienen todavía por encima de los 1.300, pero ya "no son los más de 1.800 a los que llegamos hace siete días". Por eso, quiere pensar "que sí" se llegó al pico de la tercera ola.

"TRANSMISIÓN COMUNITARIA"

En un fin de semana en el que Sanidade realiza cribados de miles de personas en Vigo, A Coruña y Santiago, Flores ha reconocido que en estas fechas hay una "transmisión comunitaria" del virus, por lo que ya "pierde el sentido tratar de trazar esas cadenas de contagios".

Por eso, el objetivo de los cribados es llegar a los infectados asintomáticos "de forma masiva" e "indiscriminada"

Preguntado sobre las medidas que entraron en vigor esta semana en Galicia --cierres perimetrales de todos los ayuntamientos y cerrojazo generalizado de la hostelería, entre otras--, el gerente del Sergas ha dicho que "en principio" una duración de tres semanas, hasta el 17 de febrero, "debería ser suficiente".

Según sus cálculos, se tarda "entre 10 y 14 días" en comprobar si "realmente fueron efectivas", pero hay que añadir "esa otra semana" para que se reduzca la presión hospitalaria.

Eso sí, ha avisado de que "siempre es factible" que se extiendan más allá de ese límite temporal si los contagios se mantienen a niveles de los últimos días y si no bajan los ingresados.

ESTADO DE ALARMA

"Habría que pensar en otras medidas", ha admitido, de llegar a ese extremo, aunque ha explicado que la Xunta "no tiene más competencia" para adoptar restricciones más duras porque "prácticamente todas" las herramientas del estado de alarma en vigor "están usadas".

En este contexto, ha manifestado poca confianza en que la nueva ministra de Sanidad, Carolina Darias, vaya a ceder ante las peticiones de las comunidades para permitir adelantar el toque de queda o los confinamientos domiciliarios: "Va a ser una línea continuista con el ministro Illa".

En cualquier caso, el gerente del Sergas ha dicho que, si se llegase a un momento en el que sería preciso un confinamiento domiciliario y la Xunta tuviese esta competencia, se haría en "Galicia entera" y no por áreas. "Llegamos hace varias semanas a una situación en la que las medidas tienen que ser generales", ha abordado Flores.

VACUNACIÓN DE LA ALCALDESA DE BOIMORTO

Interpelado sobre la polémica vacunación de la alcaldesa de Boimorto (A Coruña), la popular María Jesús Novo, ya a finales de diciembre, ha alegado que estaba "incluida en las listas" que la residencia municipal envió tanto al área sanitaria --de Santiago, en este caso--, como a la Consellería de Política Social.

"La valoración que puedo hacer es, que si realmente ella no estaba trabajando, no pertenecía al personal, no debía estar en esa lista, que imagino que es lo que se está investigando a día de hoy", ha añadido.

No obstante, el gerente del Sergas ha dicho que los "errores" detectados "en algún área sanitaria" son "asumibles" debido al "enorme volumen" de profesionales de los que dispone el sistema gallego. Dicho esto, ha apelado a las áreas sanitarias a que "comuniquen" si detecta alguno de estos casos.

El hospital de campaña en A Coruña, cada vez "con menos margen"
Comentarios